diciembre-enero 2023, AÑO 22, Nº 90

logo.png

Editora

Ana Porrúa

Consejo editor

Osvaldo Aguirre  /  Irina Garbatzky
Matías Moscardi  /  Carlos Ríos
Alfonso Mallo

Columnistas

Ezequiel Alemian
/  Nora Avaro

Gustavo Bombini
/  Miguel Dalmaroni

Yanko González
/  Alfonso Mallo

Marcelo Díaz
/  Jorge Wolff

Aníbal Cristobo
/  Carlos Ríos

Rafael Arce
/  Ana Porrúa

Antonio Carlos Santos
/  Mario Ortiz

Javier Martínez Ramacciotti
/  José Miccio

Adriana Astutti
/  Esteban López Brusa

Osvaldo Aguirre
/  Federico Leguizamón

David Wapner
/  Julio Schvartzman

Valeria Sager
/  Juan L. Delaygue

Cristian De Nápoli
/  María Eugenia López

Colaboran en este número

Osvaldo Aguirre
/  Carlos Ríos

Ana Porrúa
/  Carlos Battilana

Adriana Kogan
/  Ulises Cremonte

Antonio Carlos Santos
/  Julio Schvartzman

Javier Eduardo Martínez Ramacciotti
/  Fermín A. Rodríguez

Julieta Novelli
/  María Eugenia López

Felipe Hourcade
/  Carolina Zúñiga Curaz

Juan Bautista Ritvo

Curador de Galerías

Daniel García

Diseño

Galería de: Agustina Quiles

Agustina Quiles nació en La Plata en 1985. Actualmente vive y trabaja en Glasgow, Escocia.

Es licenciada en Bellas Artes, por la Facultad de Bellas Artes de Universidad Nacional de La Plata. Participó del Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella (Buenos Aires, 2016). Tiene un Post Diploma in Fine Arts por la Glasgow School of Art (Glasgow, Escocia, 2022). Su formación en artes visuales se complementa con numerosos talleres y clínicas de obra: con Osvaldo Jalil (Buenos Aires, 2005 – 2009); con Pablo Siquier (IUNA, Buenos Aires, 2011); Silvia Gurfein (Buenos Aires 2012-2014); Diego Bianchi (Buenos Aires, 2014), Eduardo Stupía (Buenos Aires, 2014); Luis Garay (Buenos Aires, 2014); Andrés Sobrino y Juan Sebastian Bruno (Buenos Aires, 2014) y la Beca para artistas del FNA - Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti (Buenos Aires, 2015). Paralelamente se ha formado en Danza contemporánea y Performance con Iván Haidar (La Plata, 2010 – 2014) y Danza contemporánea (Asymmetrical Motion - Performance) con Lucas Condró (Buenos Aires, 2014 – 2017).

Ha obtenido los siguientes premios y becas:
The Glasgow School of Art Leverhulme MFA Bursary for 2021/22; Premio estímulo, 95 Salón de Mayo, Museo Rosa Galisteo, Santa Fe, 2018; Mención Honorífica LXXI Salón Nacional de Rosario, 2017; Beca de creación del Fondo Nacional de las Artes, 2017; Primer premio IX Premio Nacional de Pintura Banco Central, Buenos Aires, 2016; Mención Honorífica, 89 Salón de Mayo, Museo Rosa Galisteo, Santa Fe, 2011; Segundo premio Salón Provincial de arte joven, Buenos Aires, 2010.

Su muestra individual Brillantes y turbados tuvo lugar en la Fundación OSDE (Buenos Aires, 2018) y ha expuesto grupal o colectivamente en numerosas ocasiones entre las que destacamos:
Rostro – Construcciones. Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (La Plata, 2011); La fuerza débil, curaduría de Silvia Gurfein, Fondo Nacional de las Artes (Buenos Aires, 2015); La cosa soy yo, Muestra final Programa de Artistas UTDT (Buenos Aires, 2016); Una comunidad imaginada, curada por Eduardo Stupía, Concurso de Artes Visuales Fondo Nacional de las Artes, Casa Nacional del Bicentenario (Buenos Aires, 2018); Un infinito de paseo, Galería Aldo de Sousa (Buenos Aires, 2018); Fragmented fields, Lademoen Kunstnerverksteder (Trondheim, Noruega, 2019); Escenarios dinámicos, Casa Nacional del Bicentenario (Buenos Aires, 2020); Todo está escondido en la memoria, Pasaje 17 Galería (Buenos Aires, 2020).

Ha participado de las siguientes residencias: Lademoen Kunstnerverksteder (LKV) International Residency (Trondheim, Noruega, 2019); Laboratorio Proa 21, Fundación Proa (Buenos Aires, 2018)
Vermont Studio Center, International Residency Program (Vermont, USA, 2017).




Dudé mucho de invitar a Agustina Quiles a Bazar Americano, a causa de las dificultades de poder apreciar su obra solo a través de una imagen. Lo sabemos, es bien conocido que, en la pintura, la distancia entre la obra y la imagen es grande; a veces enorme. Si una pintura es siempre la íntima fusión entre materia e imagen, en el caso de Agustina el fiel de la balanza se corre acusadamente hacia el lado de la materia. A esta dificultad se le suma que a veces sus obras se disponen en instalaciones, a las que se les suelen incorporar actividades performáticas de la propia artista, ya sea en video o en vivo. De modo que esta galería más que un recorrido por su obra, es un llamado de atención, un señalamiento hacia una artista que requiere, en mayor medida que otros, ser vista presencialmente.

En sus trabajos sobre papel, de grandes dimensiones (en algunos casos de dos por tres metros), toda la superficie de este se halla completamente cubierta por una capa de oleo pastel. La presión de la barra de óleo pastel, el desparramar esa materia grasa, untuosa, por la superficie, la repetición incesante e insistente del gesto, terminan provocando desgarros, heridas en el frágil material, a la vez que crean una fascinante capa de textura coloreada. Muestran las huellas de los gestos de la artista, de la superficie sobre la que se trabaja, de los accidentes durante el proceso. Una obra austera, pero a la vez voluptuosa, que es equiparable a la labor que realiza el tiempo y la naturaleza: la violencia despiadada del desgaste continuo, del gesto insistente que termina produciendo delicadas texturas y sutiles armonías de colores. Como la acción de las olas sobre las rocas de la costa o la del viento sobre las colinas: repetición, insistencia, erosión. Una forma de acariciar el mundo.

Esos gestos casi rituales, esas acciones del cuerpo de Agustina, en definitiva, en contacto con la materia, se complementan en las instalaciones con las acciones necesarias de los cuerpos de los espectadores para recorrerlas, y, como hemos dicho, en algunos casos, se confrontan con las performances, generando un verdadero diálogo entre texturas, colores y movimientos. Ese intenso diálogo entre color y gestos se continúa e incluso se acentúa, en sus pinturas sobre tela de los últimos años, sin que dejen de aparecer, como fantasmas, las cicatrices del proceso de trabajo. La de Agustina Quiles es una obra silenciosa y contenida, pero, aunque parezca una paradoja, intensamente expresiva.


Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm / 150 x 200 cm. 2017
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 200 x 300 cm. 2016
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 200 x 300 cm. 2016
Sin título. Óleo pastel sobre papel.150 x 200 cm / 200 x 300 cm. 2016
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm. 2016
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm. 2017
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm. 2019
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm. 2019
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm. 2019
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm. 2019
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 150 x 200 cm. 2019
Sin título. Óleo pastel sobre papel. 70 x 100 cm. 2019
Brillantes y turbados. Fundación Osde. Instalación. Medidas variables. 2018
Brillantes y turbados. Fundación Osde. Instalación. Medidas variables. 2018
Brillantes y turbados. Fundación Osde. Instalación. Medidas variables. 2018
Brillantes y turbados. Fundación Osde. Instalación. Medidas variables. 2018
Retumbamiento. Universidad Torcuato Di Tella. Instalación. Medidas variables. 2016
Sin título. Vista de sala Fragmented Fields, LKV, Noruega. Instalación. Medidas variables. 2019
Sin título. Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2019
Sin título. Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2020
Sin título. Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2020
Sin título. Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2020
Sin título. Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2020
Sin título. Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2020

9 de julio 5769 - Mar del Plata - Buenos Aires
ISSN 2314-1646